• 1985

    Nazco y me llaman Lara, por la película Doctor Zhivago (1965).
    Sin quererlo, llevo cine en el nombre.

  • 1993

    Empiezo a ir al cine de mi pueblo con mis amigas los domingos por 125 pesetas. La saga Liberad a Willy que comienza ese año marca mi niñez. Me enamoró de Willy y del prota.

  • 1995

    Llega el reproductor VHS a nuestra casa y con él, las películas que más he visto en mi vida:
    Asterix y las doce pruebas (1976), Poli de guardería (1990), La bella y la bestia (1991) y La Señora Doubtfire (1993). Todavía puedo cantar como Bella o ser la hija de Robin Williams.

  • 2003

    Veo Lost in Translation en Bilbao con 18 años. Y por primera vez pienso que puedo hacer algo relacionado con el cine.

  • 2008

    Me lanzo a estudiar cine y me voy a New York. Descubro el mejor sitio del universo, el videoclub más grande del mundo, Kim’s Video, vivo el sueño del cinéfilo. Descubro a Tarantino, Los Cohen, Altman, Lynch, Allen, Akerman, Saura, Bergman.

  • 2009

    Veo Fish Tank con mis amigos del curso de cine y algo hace click dentro de mí: me doy cuenta de las pocas películas que he visto dirigidas por mujeres. A partir de ahí, cambio el foco.

  • 2010

    Escribo y dirijo el primer corto del que me siento orgullosa Bicycle Poem. Decido intentar ser directora en serio y con 25 años creo la productora Gariza Films.

  • 2012

    Se estrena en una sala de cine con mucho público mi primer documental Next Stop Greenland. Por primera vez, siento lo bonito que es conectar con el público a través de un proyecto propio. Lloro durante horas de la ilusión que me produce el estreno.

  • 2014

    Cumplo mi sueño. Escribo y dirijo Un otoño sin Berlín, la película más importante de mi vida.

  • 2015

    Se estrena Un otoño sin Berlín en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. La película se convierte en un regalo que va creciendo y creciendo. Para mi sorpresa, el público y la crítica acogen muy bien la cinta.

  • 2016

    Un otoño sin Berlín gana un Goya en la Categoría Mejor Actriz Revelación por la actuación de Irene Escolar. Irene, me grita desde el escenario “Lo conseguimos Lari”. Y lloro y lloro y lloro y lloro y soy muy feliz, muy feliz, muy feliz.

  • 2017

    Se me va la olla y cambio de oficio durante 6 meses. En Junio, vuelvo al cine que es el trabajo que más me gusta en el mundo.

  • 2018

    Empiezo a desarrollar mi segundo largometraje, que cambia de título cada tres meses. Pasa de llamarse Ane & Pierre, a llamarse Ane & Peru, a llamarse Ane & Peio. Probablemente se cambie el título otras mil veces antes del estreno.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar