• 1985

    Nazco y me llaman Lara, por la película Doctor Zhivago (1965).
    Sin quererlo, llevo cine en el nombre.

  • 1993

    Empiezo a ir al cine de mi pueblo con mis amigas los domingos por 125 pesetas. La saga Liberad a Willy que comienza ese año marca mi niñez. Me enamoró de Willy y del prota.

  • 1995

    Llega el reproductor VHS a nuestra casa y con él, las películas que más he visto en mi vida:
    Asterix y las doce pruebas (1976), Poli de guardería (1990), La bella y la bestia (1991) y La Señora Doubtfire (1993). Todavía puedo cantar como Bella o ser la hija de Robin Williams.

  • 2003

    Veo Lost in Translation en Bilbao con 18 años. Y por primera vez pienso que puedo hacer algo relacionado con el cine.

  • 2008

    Me lanzo a estudiar cine y me voy a New York. Descubro el mejor sitio del universo, el videoclub más grande del mundo, Kim’s Video, vivo el sueño del cinéfilo. Descubro a Tarantino, Los Cohen, Altman, Lynch, Allen, Akerman, Saura, Bergman.

  • 2009

    Veo Fish Tank con mis amigos del curso de cine y algo hace click dentro de mí: me doy cuenta de las pocas películas que he visto dirigidas por mujeres. A partir de ahí, cambio el foco.

  • 2010

    Escribo y dirijo el primer corto del que me siento orgullosa Bicycle Poem. Decido intentar ser directora en serio y con 25 años creo la productora Gariza Films.

  • 2012

    Se estrena en una sala de cine con mucho público mi primer documental Next Stop Greenland. Por primera vez, siento lo bonito que es conectar con el público a través de un proyecto propio. Lloro durante horas de la ilusión que me produce el estreno.

  • 2014

    Cumplo mi sueño. Escribo y dirijo Un otoño sin Berlín, la película más importante de mi vida.

  • 2015

    Se estrena Un otoño sin Berlín en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. La película se convierte en un regalo que va creciendo y creciendo. Para mi sorpresa, el público y la crítica acogen muy bien la cinta.

  • 2016

    Un otoño sin Berlín gana un Goya en la Categoría Mejor Actriz Revelación por la actuación de Irene Escolar. Irene, me grita desde el escenario “Lo conseguimos Lari”. Y lloro y lloro y lloro y lloro y soy muy feliz, muy feliz, muy feliz.

  • 2017

    Se me va la olla y cambio de oficio durante 6 meses. En Junio, vuelvo al cine que es el trabajo que más me gusta en el mundo.

  • 2018

    Empiezo a desarrollar mi segundo largometraje, que cambia de título cada tres meses. Pasa de llamarse Ane & Pierre, a llamarse Ane & Peru, a llamarse Ane & Peio. Probablemente se cambie el título otras mil veces antes del estreno.

  • 2019

    Y efectivamente, la predicción termina siendo cierta. Mi segundo largometraje cambia de nombre y de carácter abriéndole el paso a Nora, película que ruedo en agosto y septiembre.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar